la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria en la mujer es la pérdida involuntaria de orina que se evidencia objetivamente y que supone un problema social o de higiene.

Existen tres tipos:

  • La incontinencia urinaria de esfuerzo que se define como la perdida de orina durante las actividades físicas, como la tos, o el estornudo. Su forma pura y clásica se observa principalmente en el postparto y en el periodo perimenopausico.
  • La incontinencia urinaria de urgencia o por hiperactividad vesical es una fuga urinaria involuntaria precedida o acompañada de urgencia miccional.
  • La Incontinencia urinaria mixta es la asociación en proporción variable de una y de la otra.

La pérdida de orina involuntaria es un problema común a partir de cierta edad en la mujer y supone un handicap en la rutina diaria. La sensación de no estar seca nunca, de que pueda oler, etc. puede limitar nuestras actividades diarias y afectar a nuestra autoestima.

Aunque asociamos la incontinencia con la edad madura de la mujer, también es frecuente sufrirla en el tercer trimestre del embarazo y en el posparto. Esta incontinencia urinaria, normalmente de esfuerzo, (que aparece con la tos, la risa intensa o los grandes esfuerzos) puede prevenirse mediante procesos de rehabilitación del suelo pélvico, especialmente en embarazadas y sobre todo después el parto. Una actuación temprana tiene mejores resultados y el consejo del especialista orientará en cada caso el tratamiento apropiado. 

Durante mucho tiempo, las mujeres padecían la incontinencia urinaria y se sentían incómodas a la hora de contarlo. Hoy en día esta tendencia ha cambiado y las mujeres buscan salud y bienestar y no se conforman o aguantan con “lo que toca”… bien al contrario,  la mujer de hoy busca más información sobre el tema y soluciones a su alcance.

Este cambio en la manera de afrontar la incontinencia urinaria en la mujer no significa quitarle importancia, todo lo contrario. Por la frecuencia con la que aparece, su repercusión en la calidad de vida de la paciente, el coste y las dificultades terapéuticas, se debe abordar de manera seria, desde un enfoque multidisciplinar y poniendo al alcance de la mujer todas las herramientas terapéuticas de las que disponemos.

Desde Íntima Healthcare tenemos buenas noticias. La incontinencia urinaria en la mujer es una de las disfunciones del suelo pélvico que mejores resultados obtiene si se trata de manera correcta. Gracias a nuestros protocolos multidisciplinarios y sin cirugía podemos dar solución a los problemas de incontinencia moderados con gran éxito.

En las Clínicas IHC hacemos un tratamiento integral entre nuestro cuadro médico y fisioterapeuta.

Combinamos el tratamiento de regeneración tisular a nivel de la pared anterior de la vagina que está en contacto con la vejiga, con un tratamiento indoloro de láser, generando nuevo colágeno y elastina que fortalece las paredes vaginales. Por otro lado,  con nuestro tratamiento personalizado de fisioterapia de suelo pélvico, reforzamos el tono de la musculatura involucrada.